El ultrasonido es una técnica basada en una onda que posee una vibración que oscila muchísimas veces por segundo: más de 20000. El prefijo “ultra” se debe a que la vibración de la onda no puede ser detectada por el oído de los humanos. En este procedimiento, el aparato de ultrasonidos se posiciona en las zonas donde la persona posee grasa acumulada. El aparato genera ondas, las cuales inciden sobre el tejido adiposo y logran que los nódulos de grasa se “disuelvan”. Los ultrasonidos son eficaces para disminuir las cicatrices provocadas por el acné, tonificar la piel, tratar la celulitis y eliminar las várices. Sin dudas, es una manera de reducir centímetros del contorno corporal sin cirugía, ya que permite quitar la grasa de la parte baja de las piernas, de la parte posterior de los brazos y de la papada. Si te interesa obtener estos maravillosos resultados, sólo tenés que llamarnos para comenzar tu tratamiento de Ultrasonido en Palermo.

La mayoría de las mujeres recurren a este procedimiento para eliminar la celulitis. La llamada “piel de naranja” es la acumulación de grasa bajo la epidermis. Esta acumulación no deseada se genera debido a una falla en las células encargadas de almacenar correctamente el tejido adiposo. Esta falla deriva en marcas que son visibles en la zona del abdomen, la baja espalda, los glúteos y los muslos. El ultra sonido es uno de los mejores tratamientos para quitar esas molestas rayas que dañan tu piel y tu autoestima. Además, un enfoque efectivo para combatir la celulitis abarca todas las áreas de la vida.  La respuesta a cómo tratar la celulitis no se limita a este tratamiento corporal, sino que implica estar dispuesta a mejorar la calidad integral de tu existencia. Para complementar los resultados brindados por los ultrasonidos,  te recomendamos que lleves una dieta sana y realices ejercicio físico de manera regular.

Al utilizar ultrasonido es posible:

  • Tonificar la piel
  • Disminuir las cicatrices provocadas por el acné
  • Eliminar queloides
  • Tratar la celulitis localizada
  • Reducir el dolor causado por trastornos circulatorios
  • Mejorar el aspecto de las várices
  • Aliviar la contractura capsular que se genera en la mama después de una cirugía estética
  • Reducir centímetros del contorno corporal
  • Evitar la retención de líquidos
  • Ayudar a que una herida sane mejor y no aparezcan cicatrices

Además del tratamiento con ultrasonido, te ofrecemos los siguientes procedimientos:

Ultracavitación: también conocida como “liposucción sin cirugía”. Es una alternativa novedosa a las intervenciones quirúrgicas debido a que es un tratamiento indoloro. Posibilita eliminar los depósitos de grasa sin necesidad de recurrir al bisturí. Se trata de una tecnología de vanguardia, muy efectiva y orientada, al igual que los ultrasonidos, a remover las adiposidades localizadas de forma rápida y segura. Actúa al emitir ondas que son más veloces que las del sonido. Estas ondas se dosifican en ciclos de compresión y expansión. De esta manera promueven, de manera controlada, la generación de microburbujas de vacío dentro de las células de grasa. Cuando estas microburbujas aparecen en su interior, las células de grasa se agrandan, implosionan y son eliminadas naturalmente gracias a las glándulas sudoríparas y a la orina. Su costo se diferencia del precio ultrasonido.

Presoterapia: consiste en la realización de un masaje que es capaz de estimular la circulación al aplicar presión en distintas áreas del cuerpo. Se realiza a través de botas desarrolladas para este tratamiento. Las botas cubren las piernas y también los glúteos. Para trabajar el abdomen, se pone una faja especial sobre el mismo. Es uno de los mejores tratamientos para afinar la cintura, eliminar toxinas y  librarse de la celulitis. Posee un costo similar al precio ultrasonido.

Radiofrecuencia: esta técnica se aplica tanto en la estética facial como corporal, de la misma manera que el ultrasonido. No lastima la epidermis, la capa más superficial de la piel, porque sólo genera calor intenso en la capa media de la misma. Allí provoca la contracción de las fibras de colágeno, lo cual conduce a que la longitud de estas fibras se acorte y entonces se eleven los tejidos que están caídos o flácidos. El calor generado también estimula la creación de fibras de colágeno y elastina.

Cada sesión de ultrasonido dura entre 50 y 60 minutos. La cantidad de sesiones varía según cada persona y sus características específicas, pero estimamos que se requieren entre 8 y 10 sesiones para alcanzar los resultados deseados. El precio ultrasonido  no es costoso. Vas a poder acceder sin problemas a este maravilloso procedimiento. Podés consultarnos cuando quieras. Estamos disponibles para asesorarte, informarte acerca de los distintos tratamientos y crear un presupuesto acorde a tu bolsillo y tus necesidades.

Llamanos hoy mismo. Te estamos esperando para que realices Ultrasonido en Palermo en el mejor centro de estética.