Un tratamiento correcto de manicura permite mantener cuidadas las manos y uñas y mejorar el aspecto general de cada persona. Además de tener una función protectora, las uñas son el espejo de nuestro estado de salud en general, del cuidado personal y de nuestro carácter. Una manicura desprolija denota desidia y provoca rechazo. Es importante recordar que las uñas son como la tarjeta de presentación de las manos y por este motivo debemos cuidarlas.  Te esperamos para realizar tu tratamiento de manicura en Palermo y así lograr que tus uñas estén sanas, fuertes y hermosas.

Aunque quisiéramos que así fuera, la manicura permanente no existe. Este tratamiento corporal se debe realizar cada 15 días si las uñas son frágiles y quebradizas, y cada 20 o 30 días si las uñas son sanas.  Las uñas siempre deben “respirar” una semana entre manicura y manicura para que su apariencia mejore progresivamente.

Para una buena manicura de uñas, se debe utilizar un buen revitalizador y se deben emprolijar las cutículas. En primer lugar, es necesario limpiarlas. Nunca se debe remover la suciedad acumulada bajo las uñas con una tijerita o con la punta de una lima metálica, porque de esta manera se daña la piel. Tampoco se deben utilizar cosméticos de mala calidad, como quitaesmaltes corrosivos o esmaltes con demasiado formol. Estos productos resecan las uñas y causan daño en las capas de queratina. La queratina protege las uñas, y si la destruimos, ellas quedarán indefensas frente a las alteraciones y agresiones externas.  El cuidado regular de esta parte de nuestro cuerpo embellece incluso las uñas y manos más dañadas. No dejes este tratamiento a cargo de personas que pueden arruinar tu estética. Confiá en una manicure profesional para obtener el mejor resultado posible.

[/imageframe]
Manicuria[/imageframe]

Junto a la manicura de uñas de las manos, la pedicura es otro procedimiento al que podés recurrir para darle un mimo a los pies. Ellos son una de las partes más olvidadas del cuerpo. Los pies trabajan muy duro porque se ocupan de sostenernos durante todo el día y, sin embargo, reciben poca atención. Es momento de cambiar esta realidad y obtener un servicio de manicura y pedicura que te relaje y te haga sentir bien con vos misma.

Así como existe la manicura profesional, también existe la pedicura profesional. Cuando no nos hacemos cargo de los pies, desarrollamos callos y asperezas. Un tratamiento realizado a conciencia por un profesional capacitado es la solución a estos malestares. El esteticista va a atender la higiene y las afecciones presentes en los pies. No se trata sólo de cortar, limar y pintar las uñas. La manicura y pedicura engloba el cuidado integral de las extremidades superiores e inferiores del cuerpo. Recordá esto cuando te pongas a buscar “manicura en Palermo”: una manicura profesional es mucho más que un tratamiento de belleza. Es un caricia al corazón y una mejora total en nuestra salud.

El cuerpo no se toma vacaciones, por eso no tiene sentido reservar turno para hacernos una manicura y pedicura sólo en verano, cuando nos sentimos más lindas y queremos mostrarnos más. Los pies y las manos necesitan que, al menos una vez al mes, les regalemos un tratamiento estético que los va a renovar, suavizar y embellecer. Los precios de la manicura y pedicura son muy accesibles si tenemos en cuenta los grandes beneficios que estos tratamientos nos aportan.

Además de ofrecer los servicios de manicuría y pedicuría, también nos dedicamos a las uñas gelificadas, al esmaltado semipermanente y a las uñas esculpidas. Consultanos para enterarte de qué se trata cada uno de estos tratamientos.